TIBET: UN PAÍS NO CUMIO DO MUNDO
|| Caderno de bitácora sobre o conflicto do Tibet ||

El Dalai Lama, dispuesto a renunciar si empeora la violencia en Tíbet

domingo 13 abril 2008

El Dalai Lama, dispuesto a renunciar si empeora la violencia en Tíbet

La antorcha olímpica pasa por Tanzania sin incidentes

AGENCIAS - Seattle/Dar es Salaam - 13/04/2008

El líder espiritual del Tíbet, el exilado Dalai Lama, ha afirmado hoy que está dispuesto a renunciar si la violencia en la región se sale de control. En una rueda de prensa ofrecida en la ciudad estadounidense de Seatlle, el Dalai Lama ha reiterado que no está presionando por hacer de Tíbet un Estado separado y que más bien esta región debería ser un “ciudadano feliz” de China.

“Si la violencia se sale de control, entonces mi única opción es renunciar”, ha dicho el líder budista. “Si la mayoría de la gente comete actos violentos, entonces renuncio”.

Pekín ha acusado al Dalai Lama de orquestar las revueltas del mes pasado en la capital tibetana, Lhasa, así como los disturbios que le siguieron en otras áreas étnicas, para mostrar sus aspiraciones independentistas y arruinar la imagen de China ante los próximos Juegos Olímpicos de agosto.

El Dalai Lama ha dicho reiteradamente que respalda los juegos y que se sentía triste por las recientes protestas contra China que han opacado el tradicional recorrido mundial de la antorcha a través de las calles de Londres, París y San Francisco.

La antorcha en Tanzania

La llama ha pasado hoy sin contratiempos por Tanzania. En vez de las masivas demostraciones en contra de China, los asistentes a la marcha de la antorcha han tenido que vérselas con un torrencial aguacero que anegó las calles de la capital, Dar es Salaam.

Los 79 portadores de la llama han estado flanqueados por la policía paramilitar a lo largo de los cinco kilómetros de recorrido, para asegurar de que no se repitieran las interrupciones de manifestantes, como en otros países.

La protesta más relevante ha sido la de la profesora keniana Maathai Wangari, Premio Nobel de la Paz en 2004 e invitada por el Comité Olímpico Internacional (COI) para portar la llama olímpica en Dar es Salaam en nombre del movimiento feminista africano, quien ha boicoteado el evento en protesta contra lo que tildó de “significativas violaciones de los derechos humanos cometidos por las autoridades chinas, especialmente las mujeres de Tíbet”.

Según el programa, Wangari era la portadora número 80 de la antorcha que debía encender en el estadio de fútbol de esta ciudad frente a miles de espectadores, pero el relevo fue tomado por la directora de la agencia Habitat de la ONU, que tiene su sede en Nairobi, la profesora tanzana Anne Tibaijuka.

Pese a que Dar es Salaam fue la única ciudad africana elegida para el relevo de la llama olímpica antes de la apertura de los juegos de Pekín en agosto próximo, la mayoría de los espectadores del evento fueron los jóvenes.






Enviar un comentario

Nome:
Correo electrónico:
URL:
O teu comentario:

sintaxe html: deshabilitado